viernes, 30 de septiembre de 2011

LARRY CROWNE, NUNCA ES TARDE. Forrest Gump estudia oratoria para combatir la crisis


LARRY CROWNE, NUNCA ES TARDE. Título original: Larry Crowne. País: USA. Año: 2011. Duración: 99 min. Dirección: Tom Hanks. Intérpretes: Tom Hanks, Julia Roberts, Bryan Cranston, Taraji P. Henson, Wilmer Valderrama, Gugu Mbatha-Raw, Pam Grier, Rami Malek, Rita Wilson, Cedric the Entertainer, Ron Riggle. Guión: Tom Hanks y Nia Vardalos. Producción: Gary Goetzman y Tom Hanks. Fotografía: Philippe Rousselot. Música: James Newton Howard. Montaje: Alan Cody. Diseño de producción: Victor Kempster. Vestuario: Albert Wolsky. Distribuidora: Tripictures. Género: Comedia dramática. Estreno en USA: 1 Julio 2011. Estreno en España: 30 Septiembre 2011.
Quince años hace desde que Tom Hanks se estrenara como director y guionista en The Wonders (1996), en la que contaba con cierta frescura la formación de un grupo musical en los años 60. Más o menos el mismo tiempo ha transcurrido desde que interpretara a uno de sus personajes más recordados, el de Forrest Gump (1994). Ahora vuelve a escribir y a dirigir un largometraje en el que él mismo es el protagonista. Un trabajador en una gran superficie comercial, que recuerda sin mucho esfuerzo al mencionado Gump, Forrest Gump, logra dar un giro a su vida y no sólo va a la Universidad, aprende oratoria y economía, consigue una pandilla la mar de chachi, cambia de look y tiene éxito con las mujeres, lo mejor de todo es que su transformación triunfal se la tiene que agradecer a la crisis, sí a la que soportamos todos, a la actual crisis económica.
Los distribuidores españoles han aprovechado este argumento, no ya buenrrollista sino casi de ciencia ficción, para añadir al título original ese Nunca es tarde. El cambio es posible, es el mensaje de la película, sobre todo para el bueno de Hanks, al que nadie le puede negar después de ver esta peli que es el ser más positivo que hay sobre la faz de la tierra. Realiza otra ñoña estampa de superación más y se queda tan pancho. Claro que él puede: se rodea de sus mejores amigos, que no son unos mindundis en esto de la industria del celuloide, no, porque él descuelga el teléfono y llama a Julia (Roberts) como compi de reparto, a James (Newton Howard) para la banda sonora, a Philippe (Rousselot) para la foto, y a Alan (Cody) para montar todo después. Ah, sin olvidarse de dar un pequeño pero inolvidable papelito de banquera rastrera a su mujer, Rita Wilson. Y el guión ¡horror! lo firma junto a Nia Vardalos, sí la de Mi gran boda griega y Mi vida en ruinas, que por cierto produjo el mismo Hanks y esposa. Todo queda en casa.
Larry Crowne, Nunca es tarde encantará a algunos pero a mí me da cierta grima, para qué engañarnos, sobre todo por el personaje de Julia Roberts (alguien debería decirle a la estrella que abusa de más del carraspeo) una descreída profesora con problemas matrimoniales y de alcoholismo que apenas recibe unas clases de bicicleta estática y supera su adicción. Ver para creer.

jueves, 29 de septiembre de 2011

EL MUNDO ES GRANDE Y LA FELICIDAD ESTÁ A LA VUELTA DE LA ESQUINA. Y una buena peli también, pero no es ésta


EL MUNDO ES GRANDE Y LA FELICIDAD ESTÁ A LA VUELTA DE LA ESQUINA. Título original: Svetat e golyam i spasenie debne otvsyakade. Países: Bulgaria, Alemania, Eslovenia y Hungría. Año: 2008. Duración: 105 min. Dirección: Stephan Komandarev. Intérpretes: Miki Manojlovic, Carlo Ljubek, Hristo Mutafchiev, Anna Papadopulu, Nikolay Urumov, Vassil Vassilev Zueka. Guión: Stephan Komandarev, Dusan Milic, Yuri Datchev e Ilija Trojanow. Producción: Stefan Kitanov, Karl Baumgartner, Tanassis Karathanos, András Muhi y Danijel Hocevar. Fotografía: Emil Christov. Música: Stefan Valdobrev. Montaje: Nina Altaparmakova. Diseño de producción: Anastas Yanakiev. Vestuario: Marta Mironska. Distribuidora: Pirámide Films. Género: Drama. Estreno en Bulgaria: 10 Octubre 2008. Estreno en España: 29 Julio 2011. Estreno en Sevilla: 23 Septiembre 2011.
Miedo me dan las coproducciones en las que intervienen tantos países como en ésta de largo título y mucho mensaje. Realizada entre búlgaros, alemanes, eslovenos y húngaros, El mundo es grande y la felicidad está a la vuelta de la esquina es una película bienintencionada y optimista que cuenta la historia de un joven amnésico que, ayudado por su abuelo, irá recobrando la memoria mientras realiza un viaje en bicicleta hasta su ciudad de origen.
Una fórmula mil veces empleada, la del viaje interior y exterior, a la que se añade otro tópico: el símil entre la recuperación de la memoria individual y la histórica. Si añadimos a este cóctel mucho almíbar en forma de romances gratuitos, la pasión por el backgammon o juguetes de la niñez encontrados para tocar la fibra sensiblera del espectador, el resultado no puede ser más empalagoso y facilón.
Está narrada en dos tiempos, el de la niñez y huida de la familia fotografiado en un manido tono sepia, y el del viaje de los protagonistas por la Europa del Este en alegres colorines. Todos estos elementos junto a una banda sonora más que decadente y unas interpretaciones que tampoco dejan demasiada huella (destaca el rostro curtido del abuelo, el veterano actor serbio Miki Manojlovic -Papá está en viaje de negocios, Underground, Irina Palm-) no me sugieren más que una vuelta al pasado, a un cine rancio que seguro gustará a los que prefieran mensajes explícitos teñidos de esperanza.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

CON DERECHO A ROCE. Nueva York no se merecía esto


CON DERECHO A ROCE. Título original: Friends with benefits. País: USA. Año: 2011. Duración: 109 min. Dirección: Will Gluck. Intérpretes: Justin Timberlake, Mila Kunis, Emma Stone, Woody Harrelson, Patricia Clarkson, Jenna Elfman, Richard Jenkins, Bryan Greenberg, Andy Samberg. Guión: Keith Merryman, David A. Newman y Will Gluck, basado en un argumento de Harley Peyton, K. Merryman y D. A. Newman. Producción: Liz Glotzer, Martin Shafer, Janet Zucker, Jerry Zucker y Will Gluck. Fotografía: Michael Grady. Montaje: Tia Nolan. Diseño de producción: Marcia Hinds. Vestuario: Renee Ehrlich Kalfus. Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España. Género: Comedia romántica. Estreno en USA: 22 Julio 2011. Estreno en España: 23 Septiembre 2011.
El paisaje urbano de N. Y. ha enriquecido tantas veces al cine en comedias (La tentación vive arriba), dramas (Taxi Driver), musicales (Un día en Nueva York), terror (King Kong), románticas (Tú y yo), y toda la etapa neoyorkina de Woody Allen, que después de ver este Con derecho a roce sólo me queda refugiarme en el recuerdo de estos maravillosos títulos e intentar olvidar esta comedia romántica con intenciones revolucionarias en lo sexual y que se queda al final en un manido ejercicio más de romanticismo barato.
Una pareja de jóvenes emprendedores, sin suerte en el amor, se refugia en el sexo sin compromiso mientras recorre a toda pastilla la ciudad de Nueva York, y más tarde los sitios más emblemáticos de la de Los Ángeles. Todo en plan postalita y sin venir a cuento. Quizás pensaron sus guionistas que les favorecería porque a otras películas -como las mencionadas arriba- la ciudad les marcó en su día. Claro que aquéllas tenían un guión sólido, unos personajes con química (porque vale de Mila Kunis es una monada pero el sexappeal de Justin Timberlake aún no se lo he encontrado por más que lo miro), una banda sonora memorable y no las molestas cancioncillas que resuenan aquí una y otra vez. No quiero ser demasiado cruel, pero es que ni los personajes secundarios amortiguan la debacle. Están metidos en la trama como con calzador: ese Woody Harrelson como amigo gay del protagonista es totalmente inconcebible, por no hablar de la madre díscola de la chica, Patricia Clarkson, siempre tan acertada y aquí lidiando con un personaje prescindible del todo.
La peli se agota antes de empezar. Te pone de los nervios por su ritmo frenético y atropellado, porque pretende impactar con los revolcones del principio (eso sí, casi siempre con una sábana por encima, que estamos en Hollywood) para terminar como una empalagosa y tópica trama romántica más. Para colmo busca tocar la fibra sensible con el personaje del padre con Alzheimer, un Richard Jenkins que pasaba por allí y no pudo escapar.

lunes, 26 de septiembre de 2011

NO HABRÁ PAZ PARA LOS MALVADOS. Un gran personaje para un buen thriller

 
NO HABRÁ PAZ PARA LOS MALVADOS. País: España. Año: 2011. Duración: 109 min. Dirección: Enrique Urbizu. Intérpretes: José Coronado, Helena Miquel, Rodolfo Sancho, Juanjo Artero, Nadia Casado, Pedro María Sánchez. Guión: Enrique Urbizu y Michel Gaztambide. Producción: Gonzalo Salazar-Simpson y Álvaro Augustín. Fotografía: Unax Mendía. Música: Mario de Benito. Montaje: Pablo Blanco. Dirección artística: Antón Laguna. Vestuario: Patricia Monné. Distribuidora: Warner Bros. Pictures International España. Género: Thriller, Policíaco. Estreno en España: 23 Septiembre 2011.
Lástima que Enrique Urbizu no se prodigue más en la gran pantalla, porque le suelen salir bastante bien las películas. Sin remontarme muy atrás, recuerdo las tres últimas: La vida mancha (2003) que me sorprendió tremendamente, La Caja 507 (2001) que guardo en la memoria por su documentadísima temática relacionada con lo que después se dio en llamar Operación Malaya y por una de las mejores interpretaciones de Antonio Resines, y ahora, No habrá paz para los malvados, un contundente thriller policíaco, que pasa de la sordidez de las mafias en prostíbulos y tabernas de mala muerte a los entramados políticos y judiciales del terrorismo internacional, con conexiones evidentes al 11-M.
El guión es un ejemplo de pulcritud, nada de subtramas que confundan al espectador pero sí una vuelta de tuerca que da complejidad a la película. El ritmo narrativo no decae nunca, te atrapa hasta el final. Y por supuesto el personaje, sí en singular, porque todo gira en torno a Santos Trinidad, un policía corrupto de gatillo fácil, un amargado alcohólico parco en palabras que por salvar el pellejo y sin beberlo ni comerlo se mete hasta el cuello en desentrañar un atentado a gran escala. Este mal bicho es uno de esos personajes que surgen muy de vez en cuando para llenar la pantalla y eclipsar a los demás miembros del reparto. Que es lo que ocurre aquí, quizás también porque los guionistas no han dado la entidad suficiente a los otros, salvo a la juez que interpreta con dignidad una casi novata en el cine, la cantante de la banda catalana Delafé y las flores azules, Helena Miquel.
Santos Trinidad fue escrito por el tándem Urbizu-Gaztambide para José Coronado, un actor que aunque mejorando con el paso del tiempo, nunca me ha convencido del todo. Pero esta vez Urbizu ha sacado oro de él, el oro de su apellido, también porque realiza una actuación muy física con muchísima contención y escaso diálogo. Lo que nunca sabremos es qué habrían hecho, por ejemplo, Javier Bardem o Luis Tosar con un papel como éste, el tipo lo daban seguro.
Aunque la peli convenció en su presentación en el reciente Festival de San Sebastián, al final se ha ido de vacío. José Coronado estaba en todas las quinielas como mejor actor, y no habría sido injusto que se lo hubiera llevado. Cerquita están los Goya y ahí lo puede tener más fácil. Pero ¿por qué no está No habrá paz para los malvados en la terna de los Oscar?. Desde mi punto de vista, lo merece más que La piel que habito, pero Almodóvar es Almodóvar, claro. Y La Voz Dormida, no sé, aún no se ha estrenado.

domingo, 25 de septiembre de 2011

MARÍA LEÓN CONQUISTA SAN SEBASTIÁN

Una emocionadísima María León recogía esta noche el Premio a la Mejor Actriz en la Clausura de la 59º edición del Festival de San Sebastián por su Pepita en La Voz Dormida, la película dirigida por el lebrijano Benito Zambrano basada en la novela homónima de la extremeña Dulce Chacón. Era un galardón cantado, según las quinielas, pero las quinielas también fallan, y si no que se lo pregunten a Coronado ¡pobre!.
Pero ¿quién es María León?. Nos suena su cara pero, ¿dónde la hemos visto antes?. Esta joven actriz sevillana, nacida en 1984, aún no tiene una larga lista de éxitos a sus espaldas, aunque sí muchas apariciones en series de televisión. La más famosa: Aida, acompañando en el reparto a su hermano, éste ya más conocido y muy querido, Paco León. Yo la recuerdo también en un capítulo de Los Quién en el que aparecía en un tronchante papel de fulanilla que se hace pasar por novia del casto Julián López. En el cine, su bagaje todavía es bastante corto, participó en Fuga de Cerebros (2009) y desde entonces nada hasta este año, que ha protagonizado junto a otra actriz andaluza, la jiennense Inma Cuesta, La Voz Dormida. La película ha sido recibida por la crítica especializada en San Sebastián con división de opiniones, pero las actrices que interpretan a las hermanas Pepita y Hortensia, han conseguido los elogios unánimes de todos. En especial María León, que es la joven y temerosa Pepita, una cordobesa que tiene que viajar en plena posguerra a Madrid por amor a su hermana, presa allí.
La Voz Dormida llegará a los cines el 21 de octubre, y será entonces el momento de comprobar si su interpretación emociona tanto como dicen. Por lo pronto, ya no nos olvidaremos de esa cara de grandes ojazos claros. La esperamos ansiosos, igual que a su premio, que seguro se viene con ella hasta Sevilla.

viernes, 23 de septiembre de 2011

LOS AMOS DE BROOKLYN. Lo correcto y lo incorrecto

 
LOS AMOS DE BROOKLYN. Título original: Brooklyn's finest. País: USA. Año: 2009. Duración: 132 min. Dirección: Antoine Fuqua. Intérpretes: Richard Gere, Don Cheadle, Ethan Hawke, Wesley Snipes, Ellen Barkin, Lili Taylor. Will Patton, Brian F. O'Byrne, Shannon Kane. Guión: Michael C. Martin y Brad Caleb Kane. Producción: Basil Iwanyk, John Langley, Elie Cohn y John Thompson. Fotografía: Patrick Murguia. Música: Marcelo Zavros. Montaje: Barbara Tulliver. Diseño de producción: Thérèse DePrez. Vestuario: Juliet Polcsa. Distribuidoras: Emon y Wide Pictures. Género: Policíaco, Thriller. Estreno en USA: 5 Marzo 2010. Estreno en España: 16 Septiembre 2011.
Cine policíaco cien por cien. El arranque en el que un traficante le suelta una perorata sobre "lo correcto y lo incorrecto" a un policía, parece difuso pero enseguida se vuelve contundente y revelador. Y desde ese momento, la película se convierte en un claro muestrario del lado oscuro de tres agentes de Brooklyn que luchan contra sus propias miserias en un entorno más que hostil. Richard Gere, Ethan Hawke y Don Cheadle son los tres antihéroes que se debaten entre lo que deben hacer y lo que no, tanto en sus vidas profesionales como en las privadas.
El director, Antoine Fuqua, retoma el género que más alegrías le ha dado en su carrera porque con Training Day (2001) cosechó sus mejores críticas tanto para la película como para sus protagonistas: Ethan Hawke y Denzel Washington, que se llevó aquí su segundo Oscar. Yo disiento en parte porque no me gustó nada aquel alarde de radicalismo policial, eso sí, muy bien interpretado. Ahora, diez años después, con esta propuesta mucho más madura y también mucho menos acelerada, Fuqua me ha convencido. El guión se mueve inteligentemente entre las idas y venidas de estos individuos, personajes sólidos que facilitan el lucimiento de los actores, sobre todo del desequilibrado padre de familia que interpreta Ethan Hawke. La fotografía es espléndida: las noches negras y turbulentas de Brooklyn brillan como nunca gracias a la dirección del mexicano Patrick Murguia (Abel, 2010 ). Y la música del griego Marcelo Zavros (El Castor, 2011) destaca igualmente adaptándose de maravilla a la trama. Pero sobre todo, atención al montaje de Barbara Tulliver (La Joven del Agua, 2006,  Señales, 2011) que consigue moverse de un personaje a otro, de una historia a otra, con habilidad y elegancia abrumadoras.
En general, buen thriller negro y policíaco, con sabor a clásico, al que le sobran algunos estereotipos como el poli que se jubila en breve y tiene que instruir a jóvenes agentes inexpertos (Richard Gere), o el torturado por un matrimonio fracasado (Don Cheadle). También le quitaría algunos minutos de duración y esa moda u obligación de tener que cruzar los destinos de los tres protagonistas. Sin eso, para mí sería perfecta.

martes, 20 de septiembre de 2011

CÓMO ACABAR CON TU JEFE. Tres tontos muy tontos con estrés laboral

 
CÓMO ACABAR CON TU JEFE. Título original: Horrible bosses. País: USA. Año: 2011. Duración: 98 min. Dirección: Seth Gordon. Intérpretes: Jason Bateman, Charlie Day, Jason Sudeikis, Jennifer Aniston, Colin Farrell, Kevin Spacey, Jamie Foxx, Donald Sutherland. Producción: Brett Ratner y Jay Stern. Guión: Michael Markowitz, John Francis Daley y Jonathan Goldstein, basado en un argumento de M. Markiwitz. Fotografía: David Hennings. Música: Christopher Lennertz. Género: Comedia. Estreno en España: 16 Septiembre 2011.
Habrá quien piense, en estos tiempos que corren, que sufrir estrés laboral es una suerte: "al menos tienen trabajo", dirán. Pero hay trabajos y trabajos, y los tres amigos protagonistas de Horrible bosses (Jefes terribles, en su traducción literal) padecen acosos horrorosos en los suyos que les llevan a la peor de las decisiones: matar a sus jefes. Una fantasía para muchos curritos que pueden verse identificados con estos torpes individuos.
Las gansadas que les suceden son facilonas, lo reconozco, pero también muy divertidas. A mí, que me cuesta muchísimo reír con las típicas situaciones de comedia, viendo ésta lo hago a carcajadas en más de una ocasión. Desde el principio, la película elige un tono ligeramente irónico con diálogos frescos. El ritmo es ágil, no decae casi nunca, sabe dosificar bien tanto la aparición de personajes como los gags cómicos. El trío protagonista (Jason Bateman, Charlie Day, Jason Sudeikis) derrocha espontaneidad, se nota que se han formado en espectáculos en directo como el mítico show televisivo, Saturday Night Live, aunque Bateman se prodiga desde hace tiempo ya en el cine, casi siempre en su rol de comediante.
Si los empleados asesinos pecan de buenazos, los jefes son lo peor -como corresponde en una locura como ésta-. Kevin Spacey, Jennifer Aniston y Colin Farrell juegan a ser excesivos pero no siempre con la misma fortuna, porque a veces aciertan y otras no tanto. Atención también al cambio de registro del casi siempre torturado Jamie Foxx, ejerciendo aquí de trepa timador.
Cómo acabar con tu jefe no sé si soportará bien el paso del tiempo, pero a mí (que la he visto en V.O.S, de la doblada no respondo) me ha resultado una sorpresita agradable para pasar un buen rato, que no es poco.