sábado, 23 de junio de 2012

SÁCAME DEL PARAÍSO. Yuppies en una comuna hippie

 
SÁCAME DEL PARAÍSO. Título original: Wanderlust. País: USA. Año: 2012. Duración: 98 min. Dirección: David Wain. Intérpretes: Paul Rudd, Jennifer Aniston, Malin Akerman, Justin Theroux, Lauren Ambrose, Kathryn Hahn, Alan Alda, Ken Marino, Joe Lo Truglio. Guión: David Wain y Ken Marino. Producción: Judd Apatow, Ken Marino, Paul Rudd y David Wain. Fotografía: Michael Bonvillain. Música: Craig Wedren. Montaje: David Moritz y Robert Massau. Diseño de producción: Aaron Osborne. Vestuario: Debra McGuire. Distribuidora: Universal Pictures International Spain. Género: Comedia. Estreno en USA: 24 Febrero 2012. Estreno en España: 15 Junio 2012.
Otro ejemplo de 'nueva comedia americana', pero esta vez nada que ver con quinceañeros saturados de hormonas como en las recientes Project X o Infiltrados en clase, porque los protagonistas son una pareja de yuppies cuarentones afectados por la crisis inmobiliaria mundial.
Pero ése es sólo el punto de partida, el divertido prólogo en el que Paul Rudd y Jennifer Aniston se embarcan en la compra de un minúsculo y carísimo loft en una de las zonas más exclusivas de Nueva York, para en un abrir y cerrar de ojos quedarse sin trabajo ni ingresos y verse obligados a emigrar al otro lado de América para buscar su nuevo hogar. En ese camino se topan con una comuna hippie que les acogerá y en la que se plantearán su futuro.
Una vez más, la presentación de la historia supera con creces al nudo y, sobre todo, al desenlace. Grave problema en un gran número de comedias de la última hornada del cine yanqui. En ésta se consigue que el inicio sirva para que todos nos identifiquemos con esta pareja que, de la noche a la mañana, tiene que plantearse cambios definitivos en su vida. Después llega la sorpresa del giro argumental, con la llegada a la comuna y la visión satírica del mundo pseudo-espiritual y semiecológico que presenta, con unos personajes dispares y alocados y algún que otro gag cómico agradecido, aunque no todos. Después la trama cae en una previsibilidad carente de fuerza y humor, que hace bajar bastante el listón de la peli.
De todas formas, Sácame del paraíso puede ser una refrescante propuesta para las calurosas noches de verano. Muy comercial y palomitera, con una pareja que ya es bastante conocida por el público internacional: ella más, por supuesto,  Aniston inicia en este rodaje su relación sentimental con su actual pareja en la vida real, Justin Theroux, pero sigue repitiendo tics gestuales jartibles, y él, Rudd, explota una vez más su cara de niño bueno para dar el contrapunto en el cine gamberro de Judd Apatow y compañía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada